Titular noticias

Trabajando contra los incendios forestales en Senegal


El Instituto Jane Goodall España impulsa un plan de prevención de fuegos forestales en la región de Kédougou, que incluye sensibilización y formación de las poblaciones locales

Como cada año, el Instituto Jane Goodall España impulsa un plan de prevención de incendios forestales en la Reserva Natural Comunitaria de Dindefelo (RNCD), para evitar que se produzcan incendios descontrolados que destruyen la biodiversidad y afectan la regeneración de los bosques en este espacio protegido donde habitan chimpancés de la subespecie Pan troglodytes verus. Esos incendios también afectan la vegetación donde pasta el ganado local, y puede terminar quemando casas y campos de cultivo.

Por todo ello, el IJGE ha financiado la creación de 25km de cortafuegos en la RNCD, con la colaboración de personal de la UHU y de la Reserva. Grupos de más de 15 personas fueron contratadas para trabajar en diversas zonas de la reserva, abriendo cortafuegos que impedirán los incendios descontrolados. El IJGE proveyó también el equipamiento y comidas durante las semanas que duraron los trabajos de los diferentes equipos.


 

Grupos haciendo cortafuegos en la Reserva Natural Comunitaria de Dindefelo


Además, en el marco de su proyecto para aumentar la resiliencia de las poblaciones al cambio climático, el IJG organizó talleres de formación sobre prevención y control de incendios para los miembros de diversos Comités de Lucha contra el Fuego de toda la Comuna, con el apoyo de miembros de la Dirección de Aguas y Bosques de Senegal. 
 


Población en los talleres de formación sobre prevención y control de incendios


Finalmente, el IJG también organizó sesiones comunitarias de sensibilización sobre la gestión de los recursos naturales y la prevención de los incendios forestales en 16 pueblos de las Comunas de Dindefelo, Fongolembi, Dimboli y Dakateli. Con gran asistencia de participantes, se logró concienciar sobre los efectos de mala gestión de los recursos (sobreexplotación de frutos salvajes, deforestación, contaminación del agua, erosión, pérdida de humedad y biodiversidad, quema descontrolada), y se repartió equipamiento vital para la labor de los comités de lucha de cada pueblo (machetes, hoces, palas, rastrillos, guantes, gafas y delantales de protección, bombas de agua portátiles, etc.). Con todo ello, la comunidad está mejor formada y equipada que nunca para hacer frente a los potenciales incendios y para gestionar mejor su entorno.
 
 
Participantes en los talleres de formación sobre prevención y control de incendios

11/06/2021
.
Últimas noticias