Titular noticias

Nuevo rescate: ¡Bienvenido a Tchimpounga, Zeze!


El equipo del IJG Congo salva a un nuevo bebé chimpancé

Con tan solo cuatro años de edad Zeze, una cría de chimpancé, quedó huérfano a causa de los cazadores furtivos en Angola. Lo habían herido con un machete y, como resultado, el pequeño chimpancé había perdido su ojo derecho. Cuando el gobierno angoleño lo confiscó, estaba claro que Zeze estaba desnutrido y que su estado de salud se estaba deteriorando. 
 
 
Gracias a la buena relación del Instituto Jane Goodall Congo con el gobierno angoleño, una enfermera y una cuidadora del Centro de Rehabilitación del IJG en Tchimpounga (Congo) pudieron encontrarse rápidamente con Zeze en un centro de alojamiento temporal, en Angola, para proporcionarle atención urgente. Le tomaron muestras de sangre y fue trasladado de urgencia a Tchimpounga ese mismo día. 
 
 
Allí, con la atención completa de 24 horas por parte del personal del IJG en Tchimpounga, la salud de Zeze comenzó a mejorar. Al principio, debido al trauma de su vida anterior y el estrés generado por estar en un nuevo lugar, Zeze pasó sus primeras semanas aferrándose fuertemente a su cuidador preferido. No se separaba de él e incluso golpeaba ansiosamente a los otros cuidadores que no le resultaban tan familiares.
 

 
Finalmente terminó su período de cuarentena obligatoria y Zeze podía por fin reunirse con otras crías de chimpancé también rescatadas en nuestro centro de Tchimpounga, el más grande de África. No sabíamos cuál sería su reacción. ¡Y fue genial! Los cuidadores le presentaron a Perrine, la pequeña chimpancé rescatada anteriormente, que ya tenía más fuerza tras su buena recuperación, y su deseo por socializar fue un agradable alivio para Zeze

Desde el primer encuentro, Zeze y Perrine se convirtieron en grandes amigos, abrazándose, riendo y jugando continuamente. Y muestran una mayor confianza cuando están juntos. Además, Zeze ha empezado a estar más relajado y a sentirse más cómodo en presencia de otros cuidadores. Sus signos de miedo y ansiedad son cada vez menores. 

 

 
Gracias a l@s soci@s Chimpamig@s, teamers y donantes del Instituto Jane Goodall por ayudar a rehabilitar y cuidar a chimpancés como Zeze y Perrine, que necesitan del apoyo de tod@s. Si quieres sumar tu granito de arena, clica en los enlaces precedentes para colaborar (desgravación fiscal de hasta el 80% del aporte).

28/12/2020
.
Últimas noticias